September 22, 2011

Ama al prójimo

Este artículo lo publiqué por primera vez el 22 de septiembre de 2011. Luego de 9 años, cuando me ha tocado modificar mi sitio web, lo he editado y cambiado un poco. Lo hice porque en ese tiempo he madurado más personalmente y le hallo detalles característicos de mi nivel de madurez de aquellos años. El original se encuentra en El Blog de Brigzen, un blog mío en blogger.com que uso para otros temas.

Última cena Brigzen artículo Ama al Prójimo

Acabo de crear este blog y me doy cuenta que, con tantas cosas que he escrito, en este momento no sé qué colocar aquí. ¿Será que son tantas cosas qué decir que se me hace muy difícil resumirlo todo en pocas palabras? ¿O un impedimento mental que bajo presión te bloquea la fluidez de las ideas?

No obstante, como suele pasarme, a medida que continúo escribiendo las ideas empiezan a llegar.

Pienso en mi antiguo trabajo en Movistar; mi oficina de Fototronia en Centro Plaza a dos cuadra de Movistar; mis amistades; el grupo “El Precedente” que hemos formado los que renunciamos a Movistar; mi familia; mi perfil en Mercado Libre; mis recientes estudios sobre las teorías aven; las películas que he visto recientemente; la situación del país; una amiga que vino con su perro estos días a la oficina; mis proyectos futuros. Etc., etc., etc.

Luego de escribir el párrafo anterior ya me llegan más ideas a la cabeza, ahora debo pararlas y pedirles que se pongan en cola. Cuantas cosas pasan a nuestro alrededor y no nos percatamos hasta que paramos un momento, como lo acabo de hacer, y ponemos atención en todo ello.

Y de entre tantas, se me ha venido a la mente dar apertura a este blog con una de las cosas que tengo clara en mi vida y que me pareciera que a nadie le importa mucho llegar a fondo. Se trata del único, real e importante mensaje que dio Cristo cuando estuvo en La Tierra con nosotros. Lo entiendo como una de las cosas más importante de nuestra existencia; con matices más allá de la bondad, para mi tiene un sentido racional.

Ama al prójimo sobre todas las cosas.

No significa que yo sea un religioso, bondadoso o algo parecido, esto es solo producto de investigaciones y de tanto ver National Geographic, Discovery, etc.

Yo mismo.

Pienso que Cristo tenía en mente este mensaje porque es la primera necesidad de la humanidad en el universo. Necesitamos hacer bien las cosas; poner por delante de cualquier cosa el bien humano. Algo así como que: es de nuestro interés la felicidad del otro; a todos nos beneficia que el prójimo esté bien. Lo asemejo con el efecto mariposa: el aleteo de las alas de una mariposa en, pongamos Venezuela, origina un huracán al otro lado del mundo; la bola de nieve que se incrementa mientras va cuesta abajo (el que la originó quizás no sepa el estrago que hace al chocar) o, mi preferido, la abertura de un grado en un ángulo x no separa tanto sus líneas cerca de su vértice como lo hace en el infinito.

Lo que quiero explicar es que las malas acciones hoy, por pequeñas que parezcan, podrían originar consecuencias catastróficas a corto, mediano, largo o larguísimo plazo. Tanto así, que podría llevar a la destrucción de la humanidad o generar el perpetuo ciclo de maldad aquí y en el universo. Creo que es a lo que se refería Cristo con el cielo y el infierno (si es que llegó a mencionar esos conceptos). De allí, pienso, el gesto de multiplicar los panes y pescados para ilustrar su mensaje: notar la diferencia entre cuando había hambre y cuando después de haber comido. ¿En qué habría desencadenado lo primero? Hasta el que tenía comida y comodidad habría estado más armonioso después del hecho.

En un grupo el malestar de uno de sus integrantes ocasiona en menor o mayor grado el quiebre de la armonía del grupo entero. Eso es así entre dos amigos, un grupo de estudiantes, en una ciudad, un país y en el mundo.

Brigzen Coronado


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *